¿Será rentables un negocio de postres? Las mejores ideas de negocios están vinculadas al placer y, sin duda, los postres es uno de ellos.

Pocos se resisten a saborear un rico postre bien hecho y con ingredientes que satisfacen el paladar. Porque degustar un postre es recordar o vivir dulces momentos en compañía de familiares y amigos.

Por esa razón, los negocios de postres han sido siempre exitosos. A diferencia de otras ideas de negocios, los emprendimientos con postres se mantienen en alza constante. Ni la pandemia los afectó, pues supieron mantenerse a flote con el servicio de entrega por delivery.

Sin embargo, este negocio no se levanta de la noche a la mañana. Los postres son hechos al comienzo como pasatiempo para deleitar el paladar de conocidos y familiares. Pero después sentimos que nuestra pasión por la repostería debe escalar al siguiente nivel.

Y entonces llegan las ganas de emprender, y con ellas nos asaltan muchas preguntas: ¿Por dónde comenzar? ¿Será rentable un negocio de postres? ¿Cuáles son los pasos básicos para triunfar en tu propio negocio de postres? Sigue leyendo y descubre las claves para hacerlo.

¿Es rentable abrir un negocio con postres?

Antes de iniciar cualquier negocio, siempre debes hacerte esta pregunta.

En el caso de los negocios de postres, sí, lo es. Sal a la calle y mira a tu alrededor, notarás que los postres nunca pasan de moda. Si navegas en Internet o revisas las redes en tu celular ocurre lo mismo: muchos emprendimientos de postres son negocios rentables.

Sin importar si es tu primera vez, las ganancias que obtendrás con las ventas de tus postres superarán con creces la inversión que hiciste en ingredientes y materiales.

Y aunque tu negocio dependerá del sabor, la calidad de los ingredientes y obviamente el precio, lo que inviertas para elaborar varias raciones de cupackes, por ejemplo, lo recuperarás rápidamente en las primeras ventas.

De hecho, emprendedores en el área coinciden en señalar que las ganancias no bajan del 30% de rentabilidad, solo con la venta de postres. Ahora, si le agregas a los postres el servicio de decoración con globos las ganancias aumentan mucho más.

Si te preguntas si este negocio es capaz de mantenerse en el año, la respuesta es sí. El secreto de algunos emprendedores con postres para mantener la fluidez anual de ganancias es ofrecer los mismos postres de siempre, pero ajustados a la tradición, el clima o la temporada del año del país o zona geográfica donde te encuentres.

Lo que necesitas para iniciar un negocio de postres desde casa

Más allá de los utensilios de cocina, y los ingredientes materiales, para que tus postres sean rentables necesitas sentirse cómoda en la cocina haciéndolos. Si al hacer tus postres te sientes obligada y estresada, esa carga se notará en el resultado final de tus preparaciones.

En cambio si disfrutas haciéndolos, entonces cada postre será bien valorado por tus clientes. Eso tiene mucho peso a la hora de dar el paso de emprender con un negocio de postres desde casa.

¿Por dónde comenzar?

Lo común es empezar por postres pequeños hechos en casa, especialmente por aquellos que tú sabes que te quedan mejor, o aquellos elaborados con recetas que dejan un sabor especial. De ese modo garantizarás que los primeros en probarlos vuelvan por más y te recomienden con sus amigos y familiares.

Si no sabes hacer los postres o consideras que te falta variedad para comenzar tu propio negocio, entonces debes llevar una capacitación online que te enseñe cómo iniciar un negocios de postres.

Existen cursos online que lo puedes llevar sin salir de casa y que no solo sabrás, en poco tiempo, una diversidad de postres para garantizar tus primeros pedidos; también aprenderás a crear tu plan de negocios y, lo más importante, a desarrollar tu propia marca personal en el negocios de postres.

Lo peor que puedes hacer es comenzar sin haber recibido ningún tipo de formación. Sin capacitación tu negocio de postres no llegará muy lejos. Sin embargo, con la capacitación adecuada tu proyecto crecerá y te dará libertad financiera a partir de lo que amas y disfrutas hacer. ¿Y por qué ocurre esto?

Porque cuando manejas conocimientos útiles luego puedes definir con acierto a cuál nicho de mercado puedes sacarle más provecho económico: si solos serán pasteles, tortas, cupcakes, flanes, panqueques, o todas combinadas en una sola propuesta única de valor.

¿Sientes que un negocio de postres es lo tuyo? No esperes más…

¡Comienza ahora mismo tu propio negocio de postres!