Seleccionar página

“Teletrabajo” es uno de esos términos que retumban en todos lados los últimos días, pero, ¿qué es exactamente y cuáles son las ventajas que tiene? A continuación resolveremos todas tus dudas.

Para nadie es un secreto que tenemos tecnologías muy novedosas en la actualidad. Y que se han convertido en una parte integral de nuestra vida cotidiana. Pero además, también han hecho posible que trabajar no se limite a estar presente en una oficina.

Esto es algo que muchos ya saben y aprendieron a sacarle el máximo provecho. La evidencia está en que aproximadamente una de cada cuatro empresas a nivel mundial ofrece a sus empleados la posibilidad de trabajar desde casa o desde donde se encuentren. 

El teletrabajo no es más que una modalidad que aplica el concepto de “oficina en casa”. De acuerdo a ello, también es propio decir que se trata de una especie de flexibilización laboral. 

Teóricamente, gracias a esta forma de empleo ya no es necesario que un equipo de trabajo esté en una misma habitación o siquiera el mismo país para desempeñarse en sus tareas diarias. Trabajar de este modo, implica tener que hacer uso de computadoras y equipo de software propicios para conferencias o reuniones telefónicas. 

¿Distracción con los niños? ¿Horas de trabajo que no se trabajan en realidad? ¿Reducción de la productividad? ¡Nada de eso! Los estudios muestran que el teletrabajo aumenta la productividad y que muchos trabajan más tiempo y de manera más eficiente que en la oficina.

Cómo funciona el trabajo desde casa 

¿Te preocupan todas las distracciones que puede haber en tu entorno familiar? ¿Sabías que eso no es un problema para trabajar

Muchas personas todavía no se atreven a probar el teletrabajo porque solo se fijan en sus “desventajas”. Sobre todo los empleadores temen una escasa cooperación entre quienes conforman su equipo. Gran parte piensa que el trabajo remoto provoca una menor identificación con la empresa. Lo cual, de producirse puede retrasar los procesos y disminuir la tasa de productividad. 

Como hemos dicho, varias empresas en todo el mundo ya están ofreciendo oportunidades de teletrabajo en diversas áreas; sin embargo el trabajo desde casa no es simplemente una modalidad que se acomode bien a los trabajadores dependientes. Creer en eso, es una errata fatal. 

El teletrabajo también es una adaptación que los trabajadores independientes están aprovechando para desempeñarse en múltiples disciplinas. Pero, muchos han transformado los ingresos pasivos obtenidos de esta forma, en su única entrada de dinero al hogar. 

Teletrabajo dependiente vs. Teletrabajo autónomo

Ya sabemos que el teletrabajo implica no tener que ir hasta la ubicación física de la empresa; sino que crear la oficina en casa, el jardín, garaje o donde les sea factible. Estas personas están conectadas con la empresa a través de varios canales de comunicación, principalmente gracias al internet. 

Sin embargo, no todo queda allí. Poner en marcha un plan de teletrabajo es una idea prometedora para quienes se inician como autónomos. 

Sí, expertos en diferentes actividades creativas como diseñadores gráficos, redactores publicitarios, periodistas, expertos en marketing, diseñadores web o arquitectos se valen del teletrabajo para generar sus ingresos. 

Quienes prefieren una vida laboral por su cuenta, han descubierto las virtudes de trabajar con la libertad de elegir el tiempo, espacio y duración de la jornada

No hay duda que al principio puede parecer un sueño: ganar dinero sin salir de casa ni rendirle cuentas a nadie. Pero antes de aventurarse a iniciar proyectos cuyo futuro puede ser incierto, lo mejor es calcular el nivel de factibilidad del negocio; en comparación con una relación laboral permanente. 

Bajo ninguna circunstancia hay que iniciar en ese mundo de libertad laboral sin tener un colchón de dinero que nos atraque cuando la escasez de encargos nos tire en caída libre. 

Además de ello, es común que al ver el nivel de ingresos que podemos generar atendiendo pedidos por cuenta propia, nos dejemos absorber por el trabajo. Al final del mes los esfuerzos se ven reflejados en la cuenta bancaria; pero al rebobinar en nuestra memoria todo lo hecho, quizás nos demos cuenta que sobrecargamos nuestras capacidades. Error que debe ser evitado a toda costa.

Ventajas del teletrabajo

Sorprendentemente, casi la mitad de los empleos que siguen la modalidad tradicional están adecuados para abrir sus puertas al teletrabajo. 

En países como Alemania, más del 30% de los empleados se dedican a trabajar desde casa. Incluso en algunas naciones se le ha dado un tratamiento más correcto a las situaciones laborales de este tipo; por ejemplo en Países Bajos, las personas que hacen teletrabajo tienen derechos laborales legales desde 2015. 

Teletrabajo

Entre otras cosas, las ventajas principales del teletrabajo son las que enumeramos a continuación. 

1 Eliminación del estrés

Diversos estudios han demostrado que el entorno laboral en una oficina tradicional, ocasiona una carga de estrés mayor a trabajar en casa. 

Aunado a ello, aumenta la automotivación, pues con cada logro alcanzado se genera satisfacción a nivel personal. 

2 Ahorro de dinero debido a traslados

Ya sea que utilice el transporte público o un vehículo propio, el teletrabajo nos permite ahorrar los gastos en cuanto a gasolina o pago de taxis, buses y demás. Debido a que la oficina está en casa, solo es cuestión de vestirse de una manera cómoda, encender la computadora y poner manos a la obra. 

3 Mejor disposición del horario

Quienes trabajan desde casa no están obligados a cumplir con un horario estricto. Ellos puedan elegir la hora del día o de la noche que mejor les convenga para hacerlo. 

Las personas que optan por trabajos desde casa por internet de forma autónoma se benefician más de este aspecto, ya que tienen toda la planificación de las labores a su 

entera disposición. Adaptando el horario al ritmo personal. 

4 Mejor equilibrio entre la vida personal y laboral

Trabajar de la forma convencional pese a ser muy lucrativo económicamente, a cambio exige el sacrificio de fechas o eventos verdaderamente importantes en la familia. Muchos padres se pierden cumpleaños de sus hijos, graduaciones y más por tener que cumplir con los deberes de oficina. 

Afortunadamente, el teletrabajo nos ayuda a pasar tiempo que no se debe desperdiciar y no se puede recuperar más adelante. 

 5 Mayor productividad 

 En el pasado, se solía pensar que trabajar desde casa por internet no era productivo debido a las distracciones. En la actualidad se sabe que las distracciones en casa son menores a las de la oficina. 

Muchos estudios han demostrado lo que digo. En casa hay menos situaciones que pueden hacerte perder la concentración que en una oficina. Lo cual, aumenta la productividad que tienes en cada uno de tus proyectos.

Creando tu espacio de trabajo en cualquier rincón de la casa podrás llegar a generar mucho dinero; incluso si los niños están jugando en la habitación de al lado. 

Recuerda que mayor concentración se traduce en: tareas que se completan más rápido, menos estrés y menos presión de tiempo. El resultado final, por supuesto, se refleja en las ganancias obtenidas a final del mes. 

Riesgos o desventajas del teletrabajo

Muy bien se dice que “no todo lo que brilla es oro”: todo conlleva riesgos, más aún cuando de negocios o trabajo se trata. Esta es una cuestión de la que no está excepto el teletrabajo; pues sí está mal organizado, en lugar de ser provechoso resulta todo lo contrario. 

En cuanto a las desventajas, suelen presentarse cuando no se siguen las pautas adecuadas para trabajar desde casa por internet. Todo se resume a una palabra: Soledad. 

Cuando el teletrabajo no sigue un modelo organizado o no se rige bajo las condiciones correctas, cualquiera puede padecer las consecuencias de la soledad que significa quedarse en casa. 

Otro problema que surge comúnmente es que los trabajadores independientes deciden pasar por alto algunas horas o incluso días de trabajo. Pues aunque no rendirle cuentas a nadie es muy gratificante, esto puede convertirse en un arma de doble filo. La única manera definitiva para evitar esto, es sin lugar a dudas establecer un horario, sin perder de vista nuestra escala profesional. 

Cómo trabajar en línea: Primeros pasos para hacer teletrabajo

¿Te interesa trabajar desde casa por internet? Al principio de este artículo mencionamos las habilidades creativas que son aprovechadas por miles de personas que en este momento están haciendo trabajos en internet desde casa. Pero el teletrabajo autónomo no se limita a ello. 

Entre estas profesiones de estilo liberal, también es común encontrar profesionales en diferentes rubros tradicionales que le sacan todo el provecho a los beneficios que trae la web consigo. Notarios, dentistas, profesores y muchos otros se han unido a esta revolución laboral. Incluso amas de casa y estudiantes ya están ganando dinero y en muchas ocasiones no tuvieron que invertir ni un centavo. 

Ten en cuenta que en esta guía te damos algunas recomendaciones para empezar a hacer dinero online. Sin embargo, la forma en que comiences depende en definitiva de tu situación personal. Así que no te apegues específicamente a estas normas. 

1 Identifica tus habilidades y establece una estrategia

El primer paso para trabajar desde casa por internet y establecer el teletrabajo como tu relación laboral permanente es contestar con sinceridad: ¿En qué eres bueno? ¿Eso realmente te apasiona? ¿Estás dispuesto a tomarte el tiempo de aprender nuevas cosas o actualizar tus conocimientos? 

Además de ello, piensa que por un momento sí es necesario renunciar a tu empleo actual  o puedes tomar el trabajo en casa como una entrada extra. Haciéndolo en los ratos que tengas libres. 

Teniendo todo esto claro, asegúrate de que el ramo elegido te permita trabajar con total libertad y por supuesto exista la demanda correcta en el mercado. 

Si decides adentrarte en un campo donde la demanda es menor que la oferta, posiblemente la captación de clientes no se dé a la velocidad que tanto esperabas.

Imagina que optas por el diseño gráfico, ¿sabes cuantas miles de personas están ofreciendo sus servicios ahora? ¿qué ofreces tú, que sea diferente? Hay muchos diseñadores gráficos con más años de experiencia y con un portafolio más grande que el tuyo, ¿crees que esa es una gran idea?

El plan que traces debe calcular también, el nivel de ganancias que obtendrás de acuerdo a los esfuerzos realizados. Así mismo, debes asegurarte de que esas ganancias sean suficientes como para convertirse en tu sustento de ahora en adelante. 

2 Tómate tu tiempo para la adaptación 

Quizás la idea de comenzar a generar ingresos por cuenta propia nos entusiasma tanto que queremos iniciar con ello lo antes posible. Muchos incluso inician transformando radicalmente lo que antes eran 6 u 8 horas de trabajo en más de 10 por día. 

Elegir ese camino no es lo más factible, pues al comenzar a introducir nuestros servicios o productos al mercado las ganancias no son tan grandes como imaginamos. Por lo tanto, tanto esfuerzo quizás no sea directamente proporcional a los beneficios alcanzados. 

De acuerdo a esto, la base más sólida que puedes construir es tomar las cosas con calma y dar un paso tras otro sin ningún tipo de prisa. Mientras el dinero llega, puedes subsistir con los ahorros que debiste haber predestinado para esta temporada. 

Recuerda, trabajar a tiempo completo no te garantiza mejores resultados. Si tienes buena organización, trabajas en tranquilidad y tienes una buena estrategia, no hace falta hacer sacrificios radicales.

3 Acondiciona el espacio

No se trata de que debas invertir miles de dólares decorando la casa. En realidad, basta con crear condiciones que permitan desenvolverte bien en el trabajo y que este no irrumpa la dinámica familiar. 

Lo más recomendable, es establecer una separación espacial o en la medida de lo posible, configurar una oficina propia. No solo es por cuestiones de concentración, también es por comodidad. 

Además, tener un estudio u oficina propia ayuda a desconectarse mentalmente cuando terminas de trabajar. Literalmente, dejas el trabajo atrás o guardado en el espacio que elegiste como oficina.

Es obvio que no todos podemos darnos el lujo de tener una habitación en casa exclusivamente para trabajar. Aún así, podemos escoger un rincón que esté despejado y  buscar la manera de marcar la separación.

4 Establecer reglas a los familiares

Una cosa hay que dejar en claro: que estemos en casa no significa que estemos disponibles. Debes establecer reglas que tienen que cumplir las demás personas que viven contigo. Por ejemplo, no pueden solicitar tu intervención en discusiones poco importantes, ni mucho menos hacer que atiendas el teléfono o recibas visitas inesperadas. 

5 Construye tu base de clientes

Hay quienes tienen una buena racha al inicio y consigue muchos clientes al mismo tiempo; lo cual es fabuloso, porque mientras más pedidos o contrataciones, más dinero obtenemos. Sin embargo, para trabajar desde casa por internet tienes que procurar mantener una base de clientes estable. Por lo tanto, si te saturas de clientes habrá  alguno con el que no puedas cumplir y termines quedando mal.

La captación se logra a través de diferentes portales, foros, grupos de chat y múltiples sitios que hay en internet. Especialmente en el entorno creativo, dichas plataformas son las mejores alternativas para encontrar clientes.

No debes desaprovechar cualquier oportunidad de demostrar tus habilidades. Lo ideal es que no te sientes a esperar un proyecto grande, mientras rechazas cada pequeño trabajo. 

Para tener un mayor alcance sería genial crear un sitio web que sea atractivo, seguro y por supuesto totalmente optimizado en cuanto a SEO. Si no sabes nada de SEO, te recomiendo que empieces a estudiar, ya que es algo inevitable en el mundo digital. 

6 Fijar precios acordes

Hemos llegado a un punto crucial cuando de trabajar por internet cómo autónomo se trata. Ante esto surge la duda ¿cuánto cuesta mi trabajo? Por supuesto, todo depende de las habilidades que tengas, el nivel del trabajo y la oferta del mercado. 

Para tener una buena idea de lo que cobran otros al igual que tú, ya sea una tarifa por hora, cantidad o por día, puedes visitar sus perfiles en las plataformas que te has registrado. 

Recuerda, que posiblemente debas tener una tarifa un poco menor al inicio con el fin de captar clientes, pero eso no significa que debas desbaratar los precios de la competencia, por un minuto piensa si vale la pena trabajar por una cantidad de dinero tan baja

Conclusiones: Teletrabajo ¿Sí o no?

Antes de decidir si esto es lo que te conviene y quieres empezar a trabajar desde casa por internet; es preciso que seas muy consciente que hay muchas personas que no logran destacarse en su carrera haciendo teletrabajo. 

Sin embargo, de acuerdo a tus capacidades, conocimientos y disponibilidad de aprender cosas nuevas, puede que los frutos que recojas en el futuro no solo se traten de unos cuantos dígitos extras en el banco. 

Para algunos trabajar por internet desde casa no tiene ningún sentido. No ven esperanzas en ello. No obstante, para otros fue la decisión mejor tomada en sus vidas. 

Por lo tanto, decidir si esta modalidad laboral es o no la indicada, solo puede hacerse estudiando cada caso en particular. Presta atención a lo que digo. No intento venderte falsas esperanzas y que abandones tu trabajo por dirigirte a lo incierto. 

Los resultados exitosos trabajando por internet no sólo dependen de tus conocimientos. Es decir, que no basta con ser un experto en programación o muy ágil con los diseños gráficos. Todo va más allá de eso. 

Las habilidades creativas y conocimientos técnicos deben saber combinarse muy bien con la flexibilidad del horario, adaptación del entorno, herramientas a usar y sin lugar a dudas un sano equilibrio entre vida laboral y vida familiar. En caso tal que cualquiera de estos aspectos falle o la combinación no sea sensata crea condiciones de trabajo poco factibles y solo tienen un posible resultado: el fracaso.